Hacer un batido de malta de vainilla clásico en casa